El portal de salud que resuelve tus dudas

Los acúfenos, esos pitidos molestos que alteran nuestra vida

Los acúfenos o tinnitus son una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido y sin que se registre una actividad vibratoria coclear. Es decir, son esos pitidos o zumbidos que únicamente los oye la persona afectada y se producen sin estimulación de la cóclea desde el exterior, por lo que denota una disfunción a nivel del oído interno, asegura la Dra. Paloma Pinacho Martínez, especialista de nuestro Servicio de Otorrinolaringologia.

Todo el mundo puede sufrir acúfenos, sin importar la edad o el sexo, sin embargo la incidencia de los acúfenos se incrementa con la edad, siendo más habitual a partir de los 45 años.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de las personas que sufren acúfenos experimentan un deterioro en su calidad de vida, que dependerá de la intensidad del tinnitus.

Síntomas

Los síntomas que presentan las personas con tinnitus pueden ser varios:

  • Percepción del pitido o ruido.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Pérdida auditiva.
  • Dolores de cabeza.
  • Sensación de agotamiento y ansiedad constante.
  • En los casos más graves, los pacientes pueden llega a presentar ansiedad o la depresión.

Con frecuencia los pacientes con acúfenos tienen hiperacusia, un aumento de sensibilidad hacia los ruidos externos que hace que se toleren peor.

tinnitus

¿Cómo se tratan?

En los acúfenos, el tratamiento dependerá de la causa. Si aun tratando la causa, los acúfenos persisten como secuela, es posible tratarlo. Pero, no existe ningún tratamiento farmacológico efectivo. Así, tal y como explica nuestra otorrinolaringóloga, “la terapia de reentrenamiento o habituación (TRT) es el tratamiento más empleado actualmente por su efectividad. Su objetivo es la habituación del paciente a su acúfeno, consiguiendo que el mismo deje de ser percibido de un modo consciente. El acúfeno se convierte así en un estímulo irrelevante (semejante a las gafas, reloj…), que el cerebro no detecta y si en algún momento lo detectase, no le molestará”.

Otros tratamientos son la rehabilitación en los casos de que se localizara una contractura muscular o un mal hábito postural; el enmascarador de acúfenos, que son sonidos de bajo nivel directamente al oído, enmascarando o disimulando el sonido del acufeno y los audífono, que se ponen si el paciente tiene una disminución de audición, y en ocasiones algunos acúfenos pueden desaparecer o atenuarse con la colocación de un audífono. Esto se logra debido a que el paciente oye los ruidos del ambiente, en vez de su propio acúfeno.

Motivos

No obstante, recuerda que muchos acúfenos son autolimitados, es decir que desaparecen solos sin ningún tratamiento. La causa de la molestia suele ser una disfunción de la vía auditiva, que es reversible y puede tratarse.

Entre los factores que pueden facilitar la aparición de los acúfenos se encuentran los siguientes:

  • Hipoacusia o pérdida de audición.
  • Infecciones de oído.
  • Exposición a ruidos fuertes.
  • Fármacos ototóxicos: ácido acetilsalicílico, quinina, algunos antibióticos, etc.
  • Tapones de cerumen.
  • Tumores del nervio acústico.
  • Problemas en la columna vertebral.
  • Disfunción temporomandibular y otros trastornos, como la hipertensión arterial y el estrés.

 

Contenido validado por la Dra. Paloma Pinacho Martínez, médico especialista del Servicio de Otorrinolaringologia del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Otorrinolaringología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad