El portal de salud que resuelve tus dudas

Aerosolterapia, ¿qué es y cómo se administra?

La aerosolterapia es un método de tratamiento que permite administrar sustancias en forma de aerosol por vía inhalada a través de dispositivos llamados nebulizadores. La inhalación de estas sustancias permite que el medicamento penetre de manera profunda por las vías respiratorias y produzca una determinada acción al ser absorbidas por el organismo, según explica Alejandro Domínguez, especialista de nuestra Unidad de Hospitalización a Domicilio.

La aerosolterapia está principalmente indicada en los pacientes que sufren enfermedades que afectan al aparato respiratorio. Estas enfermedades pueden ser agudas, como una bronquitis, una reacción alérgica puntual o una neumonía, o crónicas, como es el caso del asma, un enfisema o la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Medicamentos más frecuentes

Los medicamentos más frecuentes que se suministran con los aerosoles son:

  • Broncodilatadores, que permiten abrir la vía aérea.
  • Antiinflamatorios, que disminuyen la inflamación de la vía aérea.
  • Mucolíticos, que actúan sobre la fluidificación de las secreciones.
  • Antibióticos, disminuyen la infección.

neumología

Administración dela aerosolterapia

La técnica para administrar la aerosolterapia es relativamente sencilla. De hecho, se pueden pautar aerosoles incluso en pacientes que no pueden emplear inhaladores por el motivo que sea (nula colaboración, no comprensión de la técnica, deterioro cognitivo importante).

Cuando se nos vaya a realizar un tratamiento con aerosoles nos proporcionarán el propio medicamento, un aparato nebulizador y una mascarilla en la que se introducirá el medicamento. Entre las recomendaciones que debemos seguir están las siguientes:

  • Medir y diluir adecuadamente el fármaco según la pauta que nos haya dado el médico.
  • Ajustas la mascarilla o boquilla a la cámara nebulizadora y colocarla bien ajustada a la cara o la boca.
  • Realizar inspiraciones lentas y profundas por la boca.
  • Mantener la nebulización el tiempo prescrito.
  • Retirar la mascarilla una vez finalizada la aerosolterapia.
  • Realizar una buena higiene bucal con pasta dentífrica o lavados bucales con solución antiséptica o agua con bicarbonato después de la aerosolterapia.
  • Limpiar el equipo cada vez que lo usemos y guárdelo en un lugar seco.

 

Contenido validado por el Alejandro Domínguez, especialista de la Unidad de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Neumología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad