El portal de salud que resuelve tus dudas

La afonía, ¿por qué perdemos la voz?

Cualquier lesión en las cuerdas vocales hace que estas no realicen correctamente su cometido, que consiste en abrirse para tomar aire y cerrarse para la deglución y para la producción de la voz. “Cuando el cierre vocal es incompleto, parte del aire que se expulsa para producir la voz se pierde sin producir vibración de la cuerda y, por lo tanto, sin producir sonido o producirlo de menor intensidad y distintas características a una voz normal. Del mismo modo, si la cuerda presenta algún tipo de lesión, que aunque permita el cierre vocal impide la vibración de la misma, la voz también resultará perceptualmente patológica”, explica la Dra. Beatriz Delgado Vargas, especialista de nuestro Servicio de Otorrinolaringología.

¿Por qué pierdo la voz?

La disfonía, coloquialmente conocida como afonía o ronquera, es el trastorno más frecuente que afecta a las cuerdas vocales. Su origen puede estar en la presencia de nódulos vocales, lesiones polipoideas o edematosas, y con menos frecuencia en lesiones neoplásicas. Otros trastornos importantes pero poco habituales suelen ser las parálisis o los temblores vocales.

Todos hemos presentado en algún momento de nuestra vida cierto grado de disfonía o afonía debido a un cuadro catarral o tras un abuso vocal (salir de fiesta, gritar en exceso…), y, por ello, su prevalencia es elevada en la población general. Es especialmente frecuente en los niños y en personas que usan mucho la voz en su trabajo, como los docentes o los teleoperadores.

Otro aspecto a tener en cuenta es el envejecimiento natural de las cuerdas vocales. Con el paso de los años “se adelgazan y la porción vibrátil de las mismas es menor, por lo que se presentan cambios vocales asociados al envejecimiento que se denominan presbifonía. Por este motivo, es normal que las personas de edad avanzada encuentren que su voz actual no es la que era, y que se fatiga y cambia con esfuerzos cada vez menores”, señala la Dra. Beatriz Delgado Vargas.

En los casos en que la disfonía dura más de 3 semanas, y sobre todo si no se asocia a un episodio de infección respiratoria o al consumo de tabaco, es recomendable realizar una evaluación visual de las cuerdas vocales para descartar una posible lesión.

Pérdida de voz

Tratamiento

El tratamiento de los trastornos de la voz dependerá de la base de la patología que se presente. En el caso de pacientes con nódulos vocales, el tratamiento es foniátrico, ya que el origen de la lesión se encuentra en un mal hábito vocal que es necesario corregir. Sólo en contadas ocasiones se indica una cirugía.

En el caso de un edema de Reinke, cuyo origen es el tabaco, el tratamiento se basa en el abandono de los cigarrillos y sólo se plantea la cirugía en los casos en los que persiste el edema tras un largo periodo sin fumar.



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Otorrinolaringología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad