El portal de salud que resuelve tus dudas

Alimentación y cáncer, ¿cuál es la relación?

Nuestra alimentación y estilo de vida tienen una estrecha relación con el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer. De hecho, se estima que cerca del 20% de todos los tumores diagnosticados en los Estados Unidos están relacionados con la grasa corporal, la inactividad física y los malos hábitos nutricionales. “Nuestros genes influyen en nuestro riesgo de cáncer.  Pero en su mayor parte la diferencia en el riesgo de cáncer entre las personas se debe a los factores no hereditarios”, explica la Dra. María Villamayor Delgado, especialista de nuestro Servicio de Oncología.

Alimentación y cáncer

Existen ciertos hábitos dietéticos que pueden aumentar el riesgo general de algunas neoplasias. “Es el caso de la dieta rica en grasas, que se asocia con el cáncer colorrectal, de próstata y de endometrio. Por otro lado, el cáncer gástrico está muy relacionado con un alto consumo de sal, alimentos conservados en sal y posiblemente carnes procesadas. Además, el alcohol se ha relacionado con el aumento del riesgo de cáncer de colon, hígado, cabeza y cuello, entre otros”, apunta nuestra especialista.

Entre las recomendaciones generales para seguir una dieta sana y equilibrada están el consumo elevado de futas, verduras y hortalizas, y bajo en grasas. Además, hay que evitar las bebidas y alimentos altamente calóricos, y beber alcohol con moderación.

alimentación y cáncer

¿Cuál es el papel de los antioxidantes en la prevención del cáncer?

“Los antioxidantes interactúan con los radicales libres (compuestos químicos altamente reactivos que pueden dañar las células) y los neutralizan, lo que les impide causar daño”, explica la Dra. Villamayor Delgado.

El cuerpo produce algunos de los antioxidantes que neutralizan los radicales libres y se les denomina antioxidantes endógenos. No obstante, el cuerpo depende de fuentes externas (exógenas), la dieta principalmente, para obtener el resto de los antioxidantes que necesita. Ejemplos de antioxidantes alimenticios son el betacaroteno, el licopeno y las vitaminas A, C y E (alfatocoferol).

“Los estudios indican que las personas que comen más frutas y verduras, fuentes de antioxidantes, pueden tener un riesgo menor de desarrollar ciertos tipos de cáncer. Pero esto no significa necesariamente que los antioxidantes sean responsables de ese resultado, pues estos alimentos contienen también muchos otros compuestos. Por otro lado, se han realizado estudios en diferentes ámbitos y con diferentes diseños, pero no hay suficientes datos para decir que los complementos de antioxidantes alimenticios exógenos sean beneficiosos para la prevención de ciertos tumores. Tampoco hay evidencia sobre el uso de antioxidantes en pacientes ya diagnosticados de cáncer, por lo que no deben utilizarse sin recomendación del especialista”, advierte nuestra oncóloga.

En cuanto a los alimentos orgánicos, la Dra. Villamayor Delgado apunta que “no existe evidencia de que el consumo de alimentos orgánicos sea más efectivo en la reducción del riesgo de cáncer que el de alimentos similares obtenidos por los métodos convencionales”.

 

 

Contenido validado por la Dra. María Villamayor Delgado, médico especialista del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Cáncer

  • 27/04/2019 | Cáncer de Próstata

    El Servicio de Urología del Hospital Universitario de Torrejón ofrecerá una charla en el Ayuntamiento de Loeches al finalizar la ruta 16ª del Camaino de Cervantes. Hablarán sobre prevención y diagnóstico del cáncer de próstata