El portal de salud que resuelve tus dudas

Cáncer Colorrectal ¿tienes riesgos de sufrirlo?

El Cáncer de Colon y Recto también llamado Cáncer Colorrectal.  Es de los cánceres más frecuentes en España aumentando de forma considerable tanto en hombres como en mujeres en los últimos años (sólo le adelantan en frecuencia el pulmón, la próstata y la mama).

En la última década se ha avanzado de forma considerable en los estudios científicos que se están realizando tanto en el campo de la quimioterapia como en la Radioterapia

¿Qué es el Colon?

El Colon es la parte más baja del tubo digestivo (Esófago,Estomago,Duodeno,Intestino Delgado, Intestino Grueso y Recto). El intestino es un órgano con forma de tubo muy largo formado por el Intestino Delgado, el Intestino grueso y el Recto que desemboca en el ano. Una vez que tomamos los alimentos, pasan por el Esófago, éstos empiezan a ser digeridos en el estómago, pasan al Intestino Delgado donde se absorben los nutrientes y los desechos que sobran avanzan a lo largo del Colon-Recto siendo expulsados por el cuerpo a través del Ano. En el Colon y Recto lo que ocurre es que se absorbe  mucho liquido acumulándose las heces para ser expulsadas.

¿Qué es el Cáncer Colorrectal?

Consiste en el crecimiento descontrolado de células malignas que se localizan en el Colon-Recto produciendo una Tumoración que si no se trata produce sangrado, obstrucción y perforación del Intestino.  En el Colon-Recto pueden existir tumores benignos y malignos, para saber qué tipo de tumor tiene, la única forma de saberlo es analizándolo a través de una Biopsia (Se realiza con una Colonoscopia).   Los tumores benignos (pólipos benignos) también hay que extirparlos ya que en ocasiones son precursores de cánceres y su extirpación asegura la curación del enfermo.  Los tumores malignos generalmente se pueden extirpar con Cirugía (Abierta o Laparoscópica), si no se extirpan pronto, invaden los tejidos y órganos cercanos empeorando el pronostico.

Cuando el cáncer colorrectal se disemina (se extiende) fuera del colon o del recto, las células cancerosas se encuentran con frecuencia en los ganglios linfáticos cercanos. Si las células cancerosas han llegado a estos ganglios, es posible que se hayan extendido también a otros ganglios linfáticos, al hígado, o a otros órganos.

Cuando el cáncer se disemina (metastatiza) desde su sitio original a otra parte del cuerpo, el nuevo tumor tiene el mismo tipo de células anormales y el mismo nombre que el tumor primario. Por ejemplo, si el cáncer colorrectal se disemina al hígado, las células cancerosas en el hígado en realidad son células cancerosas de colon o de recto. La enfermedad es un cáncer metastático colorrectal, no un cáncer de hígado. El tratamiento que se administra es para cáncer colorrectal, no para cáncer de hígado. Los médicos algunas veces llaman al tumor nuevo enfermedad «distante» o metastática.

oncología

¿Quién tiene riesgo de padecer Cáncer Colorrectal?

No se conocen las causas exactas del cáncer colorrectal. Los médicos pueden rara vez explicar por qué el cáncer colorrectal afecta a una persona pero no a otra. Sin embargo, es claro que el cáncer colorrectal no es contagioso. A nadie se le puede «pegar» esta enfermedad de otra persona.

Los estudios han encontrado los siguientes factores de riesgo de cáncer colorrectal:

  • Edad: El cáncer colorrectal es más probable que ocurra cuando la gente envejece. Más del 90 por ciento de las personas que tienen esta enfermedad fueron diagnosticadas después de los 50 años de edad. La edad promedio de diagnóstico es más o menos de 65 años.
  • Pólipos colorrectales: Los pólipos son tumores en la pared interior del colon o del recto. Son comunes en personas de más de 50 años. La mayoría de los pólipos son benignos (no cancerosos), pero algunos pólipos (Adenomas) pueden hacerse cancerosos y por lo tanto se consideran premalignos. Al encontrar y extirpar éstos los pólipos, se puede reducir el riesgo de cáncer colorrectal.
  • Antecedentes familiares de cáncer colorrectal: Los familiares cercanos (padres, hermanos, hermanas o hijos) de una persona con antecedentes de cáncer colorrectal tienen en cierta manera más probabilidades de desarrollar un cáncer de ésta extirpe, especialmente si el familiar tuvo el cáncer a una edad joven. Si muchos familiares cercanos tienen antecedentes de cáncer colorrectal, el riesgo es aún mayor.
  • Alteraciones genéticas: Los cambios en ciertos genes aumentan el riesgo de cáncer colorrectal.
    1. Cáncer Colorrectal hereditario no polipósico (CCHNP) :  Es el tipo más común de cáncer colorrectal heredado (genético). Comprende cerca del 2 por ciento de todos los casos de cáncer colorrectal. Es causado por cambios en un gen de características CCHNP. Casi 3 de cada 4 personas que tienen un gen CCHNP alterado padecen cáncer de colon, y la edad promedio que tienen cuando son diagnosticadas con cáncer de colon es de 44 años.
    2. La Poliposis adenomatosa familiar comúnmente conocida como la Poliposis familir es una enfermedad rara, hereditaria, en la que se forman cientos de pólipos en el colon y recto. Es causada por un cambio en un gen específico llamado APC. Al menos que se trate la poliposis adenomatosa familiar, generalmente termina en cáncer colorrectal a los 40 años. La poliposis adenomatosa familiar comprende menos del 1 por ciento de todos los casos de cáncer colorrectal.

Alteraciones genéticas

Estas dos alteraciones son susceptibles de ser estudiadas por un Servicio de Genética

  • Antecedentes personales de cáncer colorrectal. La persona que ha tenido cáncer colorrectal en el pasado puede desarrollar cáncer colorrectal una segunda vez. También, las mujeres con antecedentes de cáncer de ovarios, utero y mama tienen más probabilidades de padecer un cancer colorrectal
  • Enfermedades inflamatorias como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn: La persona que ha tenido alguna enfermedad que causa la inflamación del colon (como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn) por muchos años tiene un riesgo mayor de desarrollar cáncer colorrectal.
  • Dieta: Los estudios sugieren que las dietas ricas en grasa (especialmente la grasa animal) y pobres en calcio y fibra  pueden aumentar el riesgo de cáncer colorrectal. También, algunos estudios sugieren que las personas que consumen una dieta muy pobre en frutas y verduras pueden tener un riesgo más alto de cáncer colorrectal. Se necesita más investigación para entender mejor en qué forma la dieta afecta el riesgo de cáncer colorrectal.
  • Fumar cigarrillos: La persona que fuma cigarrillos puede tener un riesgo mayor de desarrollar pólipos y cáncer colorrectal.

 

Contenido validado por el Dr. Pablo Galindo, Jefe de Servicio del Servicio de Aparato Digestivo y Cirugía General

 

 



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Digestivo

  • No hay eventos próximos en esta especialidad