El portal de salud que resuelve tus dudas

La citología vaginal: qué es y cómo se realiza

La citología cervical o test de Papanicolau (apellido del médico griego que desarrolló esta técnica, George Papanicolaou), consiste en la extracción de células del cuello del útero. El objetivo es analizarlas en el laboratorio y diagnosticar de manera precoz diversas enfermedades ginecológicas. Entre estas, lesiones cancerosas, como el cáncer de cérvix o de cuello del útero. Asimismo, permite identificar la presencia del virus del papiloma humano (VPH), cuyos subtipos 16 y 18 son responsables de más del 70 por ciento de los casos de cáncer de cuello del útero.

El VPH se contagia a través de las relaciones sexuales, bien vaginales u orales, o por el contacto con mucosas infectadas. Lo habitual es que el organismo pueda defenderse por sí solo de este virus. Cuando no lo consigue aparecen condilomas, verrugas genitales y, en algunos casos, lesiones cancerosas. De ahí que sea muy importante acudir con regularidad al ginecólogo y realizar controles a través de citologías periódicas.

¿Cuándo debemos hacernos una citología?

Según las recomendaciones de la Asociación Española de Patología Cervical no deben realizarse citologías antes de los 25 años.

De los 25 a los 30 años realizaremos citología cada 3 años. Una vez cumplidos los 30 años las citologías se deben continuar realizando cada 3 años. Aunque a partir de esta edad se puede sustituir este cribado, por determinación del virus del papiloma humano cada 5 años.

Las citologías se realizarán hasta los 65 años; pero puede haber alguna excepción a este protocolo en casos muy seleccionados.

citología

¿Cómo se realiza la citología?

Se trata de una prueba rápida, apenas dura unos minutos, e indolora que se realiza en la consulta del especialista. Tumbada en una camilla especial y con las piernas en alto y separadas para facilitar el acceso, extraerá una muestra de células realizando un suave raspado con una pequeña espátula y un cepillo.

Para que la prueba pueda hacerse correctamente deberás acudir cuando ya haya terminado tu ciclo menstrual. También se recomienda no utilizar óvulos y otros productos de administración por vía vaginal, o mantener relaciones sexuales. Todo esto puede alterar el resultado de la prueba.

La muestra de células se envía al laboratorio y pasada una semana podrás contar con los resultados. En el caso de que sean anormales o hagan sospechar de alguna enfermedad, el especialista podrá pedir otras pruebas complementarias. Estas pruebas ayudarían a despejar dudas y aclarar el diagnóstico.

Asuntos relacionados


¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Salud femenina

  • No hay eventos próximos en esta especialidad