El portal de salud que resuelve tus dudas

¿A quéŽ nos enfrentamos en el parto?

Cuando una mujer se enfrenta al parto por primera surgen muchos miedos y dudas. Se pregunta: ¿cómo es el parto? ¿duele mucho? ¿seré capaz de aguantarlo? ¿cómo va a ser? ¿cuánto va a durar? ¿estará bien mi bebé? ¿sabré hacerlo?… Lo más importante cuanto nos enfrentamos al parto es recordar que ese día va a nacer el bebé y no se va a volver a repetir, así que es un momento único. Todo lo demás es secundario.

La Dra. Irene Fernández del Servicio de Ginecología recuerda que partiendo de esta base, hay que tener en cuenta que nacer es un proceso complicado, que no está exento de riesgos y por esa razón se ha tendido a «medicalizar el proceso», intentando que sea lo más seguro posible tanto para el niño como para la madre. «Hoy en día se está tendiendo a buscar un equilibrio entre la seguridad y el dejar que el parto sea lo más natural posible», asegura nuestra ginecóloga.

Hay bebés que, por diversas circunstancias, como que se ha colocado mal, su madre ha tenido más de dos cesáreas anteriores, la placenta tapa la salida, tienen que nacer con una cesárea programada, donde se intentará que el ambiente sea lo más tranquilo posible. La mamá estará despierta en todo momento así que al nacer el bebé, si todo está bien, pasará al regazo de mamá, que es el lugar más seguro y calentito en el que puede estar, y de ahí ya no se va a separar.

bebé

Pero lo más común es nacer de manera natural. Según la Dra. Irene Fernández, la mayoría esperan a ponerse de parto, otros rompen la bolsa antes y otros esperan a que pase el tiempo y les tengamos que inducir el parto, porque no hay otra manera de hacerlo. En todos los casos, especialmente en los casos en los que hay que inducir el parto, suele ser un proceso largo, de muchas horas. Desde que nos ponemos de parto, si es el primer parto, lo habitual es que pasen entorno a 12 horas hasta que nazca el pequeño. Por eso, hay que armarse de paciencia.

Durante todo este tiempo es muy recomendable estar acompañada por alguien con quien vayamos a compartir este momento tan importante, pero nunca estar sola, aunque el personal sanitario (matronas, auxiliares y ginecólogos) siempre van a estar para acompañarte y ayudarte, pero no hay mejor ayuda que la que nos dan la gente en la que confiamos.

Sin ideas preconcebidas

Una de las preguntas más habituales antes del parto suele ser ¿cómo va a ser? o ¿cómo quiero que sea? Lo mejor es ir abierto a ese día, sin ideas preconcebidas porque sólo el día que estés de parto vas a saber qué quieres y necesitas y qué quiere y necesita tu bebé.

Cuando tengas el dolor del parto será el momento en el que puedas decidir si estás bien y quieres seguir el parto sin ponerte ningún analgésico o si prefieres ponerte la epidural, porque el dolor no te está dejando vivir el momento como te gustaría.  Por eso, se debe solicitar cuando la quieras independientemente de la dilatación o momento del parto en el que te encuentres. Evidentemente, si el bebé está justo para nacer te van a animar a aguantar un poquito y a que empujes con fuerza porque va a ser lo más rápido para aliviarte el dolor. En el resto de situaciones se puede poner.

Paritorio

En qué consiste la epidural

Así, la epidural se pone en la espalda con un pinchazo y se deja un catéter por el que va a estar entrando de manera continua la anestesia, así que no se «gasta». Lo que hace la epidural es quitar la percepción de dolor de cintura para abajo y en general quita un poco la movilidad. Por esa razón ya no podremos levantarnos de la cama. Aún así, se pueden intentar diferentes posturas porque las camas están articuladas (de lado, sentada, cuclillas,…) para favorecer que la cabecita del bebé se meta bien hacia abajo.

Hay una epidural «más flojita» que se llama walking-epidural que consigue que la movilidad esté menos limitada y permite que, con cuidado y acompañada, se pueda poner de pie o en la pelota de pilates; incluso permite que el bebé pueda nacer en una silla de partos y no en la cama. La desventaja de la walking-epidural es que no quita del todo el dolor, dejando siempre la sensación de la contracción, mientras que la epidural convencional quita completamente el dolor. Con la epidural suele surgir también el miedo si va a enlentecer o entorpecer el parto. Si nos la hemos puesto sin que el parto estuviese bien establecido, a veces hace que las contracciones se espacien un poco. En esos casos se resuelve poniendo oxitocina por vena y no entorpece la evolución. Si el parto estaba ya establecido en general no cambia nada.

La epidural es un método seguro y el único que realmente quita el dolor durante el parto, por lo que es una buena opción durante el parto si lo necesitas. En el siguiente enlace puedes conocer las alternativas a la epidural.

como es el parto - bebé

Piel con piel

En el momento que nazca el bebé ¿se lo van a llevar? Pues salvo que necesite una atención pediátrica urgente por alguna razón, ya no os van a separar. Desde que nazca estará sobre el regazo, con el calor y la seguridad que necesita para poder adaptarse a respirar y a vivir, que también es otro momento complicado para estos chiquitines. Si le vas a dar el pecho, desde ese mismo momento además empezará a buscar el pezón y comenzara a succionar. Si no le vas a dar el pecho se estará impregnando de tu olor para reconocerte allí donde estés.

Estos primeros momentos son importantes para los dos, para conoceros y adaptaros a la nueva situación, también para el padre, así que no se os debe separar, salvo que haya una razón de peso para hacerlo, por ejemplo que uno de los dos necesite una atención urgente en la UCI. Tras las 2-3 primeras horas después de nacer, en las que estaréis en el paritorio solo los 3, pasareis a la planta, donde el resto de vuestra familia os estará esperando para acompañaros el resto de vuestra vida.

 

 

Contenido validado por la Dra. Irene Fernández del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Niños

  • No hay eventos próximos en esta especialidad
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *