El portal de salud que resuelve tus dudas

Llega el calor, reconoce y combate sus efectos

Llega el verano y con él los días de piscina, playa y largas jornadas de actividades al aire libre. Pero también hacen acto de presencia las olas de calor, periodos más o menos largos con altas temperaturas que pueden pasar factura a nuestra salud. Calambres, cansancio, mareos, agotamientos, deshidratación… Estos son solo algunos de los síntomas que podemos presentar si no tomamos precauciones.

“Una persona sana tolera una variación de su temperatura interna de aproximadamente 3ºC sin que sus condiciones físicas y mentales se alteren de forma importante. A partir de 37ºC se produce una reacción fisiológica de defensa. Sin embargo, no siempre somos capaces de compensar las variaciones de temperatura corporal, y la pérdida de agua y electrolitos hacen que nuestras funciones vitales se alteren”, explica la Dra. Sanz, especialista de nuestro Servicio de Medicina Interna.

calor

Tipos

Ante esta situación es importante saber reconocer los principales síntomas de los trastornos por calor y actuar con rapidez para que no vayan a más:

1.Calambres por calor:

Al sudar se pierden sales minerales (electrolitos) y líquidos. Aunque se tomen grandes cantidades de agua, ésta diluye las sales y favorece la aparición calambres; esto es, contracciones dolorosas de los músculos de las manos, las pantorrillas, los pies, los muslos o los brazos. Son habituales en personas que están activas en condiciones de calor, como los obreros (personal de salas de máquinas, trabajadores del acero, reparadores de tejados y mineros), deportistas y militares.

Cómo actuar ante los calambres

Descansar en un ambiente fresco y consumir bebidas que contengan sal o alimentos salados. Beber 1 o 2 litros de una bebida isotónica o agua con 2 cucharaditas de sal suele ser suficiente. Los calambres graves debidos al calor se tratan con líquidos y sales administrados por vía intravenosa. Para aliviar el dolor también se pueden hacer estiramientos del músculo afectado.

2.Agotamiento por calor:

Es una situación más grave que los calambres y se debe a una mayor pérdida de líquidos y de sales minerales. Los síntomas pueden confundirse con los de otras enfermedades, por lo que podemos no darnos cuenta que se deben al calor. Entre los más frecuentes están:

  • Mareo.
  • Síncope.
  • Debilidad.
  • Fatiga.
  • Dolor de cabeza.
  • Visión borrosa.
  • Dolores musculares.
  • Náuseas y vómitos.

Ante una situación de agotamiento por calor lo habitual es que sudemos mucho, que se acelere la frecuencia cardiaca y respiratoria y que baje la presión arterial. A diferencia de lo que sucede en el golpe de calor, el agotamiento no causa confusión ni falta de coordinación. Además, la temperatura corporal suele ser normal y, si está elevada, generalmente no supera los 40°C.

Cómo actuar ante el agotamiento

Hacer reposo, evitar los ambientes calurosos y beber líquidos ricos en sales minerales, ya sea por vía oral o intravenosa. Para favorecer el enfriamiento también se puede quitar o aflojar la ropa, humedecer la piel o ponerse ropa húmeda. Después de recibir líquidos, podemos recuperarnos rápidamente y por completo.

3.Golpe de calor:

Es la forma más grave de enfermedad inducida por el calor y se caracteriza por una temperatura corporal que sobrepasa los 40°C y síntomas de alteración cerebral. El golpe de calor puede lesionar de forma temporal o permanente órganos vitales, y cuanto más alta sea la temperatura, especialmente si supera los 41ºC, mayor será la rapidez en la aparición de los síntomas. En casos graves puede causar la muerte. Los síntomas de golpe de calor incluyen:

  • Temperatura corporal de 40 °C o mayor.
  • Síntomas neurológicos, como mareo, debilidad, torpeza y falta de coordinación, confusión, desorientación, convulsiones y coma.
  • Respiración o ritmo cardiaco acelerado.
  • Piel enrojecida, caliente y en ocasiones seca.
  • Vómitos o diarrea.
  • Calambres o debilidad muscular.
  • Dolores de cabeza.
  • Puede haber sudoración o no, a pesar del calor.

“Sin tratamiento inmediato, aproximadamente el 80% de las personas afectadas mueren. En alrededor del 20% de las que sobreviven, el cerebro puede no recuperar su función totalmente, dejando a la persona con cambios de personalidad, torpeza o mala coordinación. En algunas personas, los riñones no se recuperan totalmente”, apunta la Dra. Sanz.

Cómo actuar ante un golpe de calor

El cuerpo debe enfriarse de inmediato y hay que llamar a una ambulancia. Mientras ésta llega hay que sumergir a la persona afectada en agua fría, y si esto no es posible hay que humedecerla y exponerla a una corriente de aire mediante un ventilador (enfriamiento por evaporación). Para humedecer la piel es mejor utilizar agua un poco caliente o tibia, así evitamos que la persona tirite, con lo que genera más calor.

 

 

Contenido validado por la Dra. Sanz, especialista de nuestro Servicio de Medicina Interna.



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Vida saludable

  • nutrición 09/04/2019 | Experto Ictus

    Buena alimentación, la mejor medicina

    Sesión a las 16:00 en la Sala de Formación del Hospital dentro de la Escuela de Experto en ICTUS

    Haz de tu alimentación tu mejor medicina, charla ofrecida por la Dra. Iciar Galicia, Endocrinología y Nutrición del HUT

  • corazón y salud mental 01/03/2019 | Ejercicio Físico

    Charla en el Aula de Formación de 13:00 a 14:00 sobre Ejercicio Físico impartida por el Dr. Pajares médico especialista del Servicio de Rehabilitación