El portal de salud que resuelve tus dudas

Mi hijo se hace cortes, ¿por qué?

A partir de nuestra piel podemos expresar de una forma visible nuestros sentimientos o estados de ánimo. Así por ejemplo nos sonrojamos ante situaciones que nos avergüenzan o palidecemos ante aquello que nos asusta o impacta. A veces podemos contar qué nos está pasando, qué nos ha emocionado o qué nos ha asustado, otras en cambio no. Otras veces pero de una forma menos visible, aparecen cortes, arañazos, incluso quemaduras que se tienden a disimular o esconder. Esto es una forma que tienen algunas personas de dañar su piel, de dañarse, cuando hay un malestar emocional o psicológico.

Además, cada vez es más frecuente ver personajes de ficción en series o películas, que se hacen cortes en la piel. Incluso personajes públicos que hablan de ello en los medios de comunicación, expresando que en momentos de gran sufrimiento se han hecho daño, autolesionándose de algún modo. Esta forma de actuar es conocida por los niños y adolescentes que están creciendo y también formándose a nivel emocional. Estos en momentos de mayor angustia pueden recurrir  a las autolesiones. En consulta no es raro ver como en el entorno puede aparecer confusión, miedo ante lo desconocido e incluso rechazo. Por ello es importante que hablemos sobre ello y podamos tomar conciencia de la importancia que supone.

cortes niños

¿Por qué se hace cortes mi hijo?

Cuando esto ocurre, las familias y el entorno cercano se preocupan. Suelen buscar el por qué alguien llega a hacerse daño, y si además es un niño o adolescente, todas las alarmas aparecen.

Muchas veces la consulta inicial trata de desmontar algunos mitos o creencias erróneas. Pero que pueden angustiar mucho a los familiares y necesitan respuesta. Existen diferentes mitos sobre las autolesiones. Uno de ellos es asociar la gravedad de las lesiones a la gravedad de lo que le ocurre al menor, “sólo son unos arañazos, no será para tanto”. Otras veces, se dice que es sólo una llamada de atención o “una moda” entre los jóvenes, expresiones que pueden restarle importancia a lo que ocurre. También, hay quien puede llegar a pensar que si un adolescente se autolesiona significa que desea morirse, con lo que eso supone, generándole una gran alarma y preocupación.

El autolesionarse es una forma de expresar un malestar que el menor no está pudiendo expresar de otro modo. No es una “llamada de atención”, es la forma de expresión de algo emocional que no puede poner en palabras. Además, cuando exploramos el riesgo de suicidio, no suele haber un deseo de acabar con su vida. Normalmente expresan que al autolesionarse buscan reducir la ansiedad que padecían en ese momento. Además, suelen emplear métodos no peligrosos para la vida.

Pero, ¿por qué alguien podría hacerse daño si está sufriendo, qué relación existe?

Cuando nos hacemos daño nuestro cerebro libera sustancias para disminuir el dolor, una especie de analgésicos naturales. Al existir un sufrimiento psicológico el autolesionarse y provocar dolor físico, aumentarían dichas sustancias y podrían disminuir la sensación de malestar.

También, ante emociones muy intensas necesitamos desahogarnos, liberarnos de nuestro malestar. Muchas veces en consulta, los jóvenes explican que “necesitaban dejar de pasarlo tan mal”. Posiblemente no sepan en ese momento cómo hacerlo y al hacerse daño “sacan” esa rabia y sufrimiento.

Según describen muchos adolescentes, autolesionarse es la forma de controlar de algún modo algo de lo negativo que les ocurre. En cierta forma les distrae de ese conflicto, de la realidad. Detrás de todo esto, identificamos malestar y necesidad de ayuda.

Entonces, ¿cómo podemos ayudarles?

Sabemos que la adolescencia es una etapa confusa. Supone la transición hacia la vida adulta y hay aún dificultad para tolerar y controlar las emociones negativas como la tristeza, el miedo, la ira, la rabia o la frustración. Por ello, debemos estar atentos y facilitar que puedan comprender su propio cambio vital y la expresión de sus emociones.

Ante cambios en la conducta de los adolescentes, no debemos olvidarnos de que pueden estar sufriendo también otros conflictos; acoso escolar, problemática con iguales, familiares, etc., a los que debemos prestar atención.

Tanto el entorno familiar, escolar y profesionales de salud mental, debemos atender al malestar de nuestros jóvenes y enseñarles otras vías para comunicarse y canalizar sus emociones.

 

 

Contenido de la Dra. Casandra Gálvez, Psiquiátra en el Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Salud Mental

  • salud mental 19/05/2019 | Salud Mental

    El Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Torrejón realizará una charla al finalizar la 18ª ruta del Camino de Cervantes en el Ayuntamiento de Mejorada del Campo.

  • corazón 06/05/2019 | Experto Ictus

    Cambios emocionales y afectivos post ICTUS

    Sesión el 6 de mayo de 2019 a las 16:00 en la Sala de Formación del Hospital dentro de la Escuela de Experto en ICTUS

    • Cambios emocionales y afectivos post ICTUS. Servicio de Psiquiatría
    • Sesión de Risoterapia. Servicio de Salud Mental

     

  • salud mental 26/04/2019 | Manejo del estrés. Técnicas de relajación y motivación.

    El Psicólogo clínico, José Miguel Barahona y la enfermera Nuria González, miembros del servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Torrejón, impartirán la charla ” Manejo del estrés. Técnicas de relajación y motivación”, dentro de la escuela de pacientes de cardiología el 26 de abril a la 13.00 horas en el aula de formación situada en la primera planta junto a la biblioteca.