El portal de salud que resuelve tus dudas

¿Qué es la degeneración macular asociada a la edad (DMAE)?

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una enfermedad que causa la pérdida progresiva de la visión y que puede llevar a la pérdida total de la visión central.

Tipos

Habitualmente afecta a los mayores de 55 años y, según explica la Dra. María Angélica Henríquez Recine, especialista de nuestro Servicio de Oftalmología, se pueden distinguir dos tipos de degeneración macular (DMAE):

  • Degeneración macular seca: es la más frecuente –afecta al 85-90% de los pacientes-, pero también la menos grave. En este tipo de DMAE las células visuales de la retina son sustituidas por áreas atróficas (sin células visuales) sin causar problemas visuales al inicio. Con el tiempo, estas regiones se unen, lo que conlleva una pérdida lenta y gradual de la visión.
  • Degeneración macular húmeda: es menos frecuente –afecta al 10-15% de los pacientes-, pero progresa rápidamente. En este caso se generan vasos sanguíneos anormales que provocan filtración de sangre y fluidos en la retina, generando zonas de pérdida de visión.

mala visión

Factores de riesgo

Los síntomas habituales de la DMAE son visión borrosa, distorsión de las líneas rectas que se observan onduladas y manchas oscuras en el centro de la visión. Entre los factores que predisponen al desarrollo de DMAE, la Dra. Henríquez Recine destaca los siguientes:

  • Predisposición genética.
  • Edad (es más frecuente en mayores de 55 años).
  • Tabaquismo.
  • La hipertensión, la obesidad y la exposición crónica a la luz también podrían contribuir al desarrollo de DMAE, según varios estudios.
  • Una dieta inadecuada.

La confluencia de varios de estos factores de riesgo también favorece el desarrollo de DMAE en personas con susceptibilidad genética a sufrir la enfermedad.

Prevención

En cuanto a la prevención, en la actualidad no existen medicamentos que eviten la aparición de la DMAE. Se pueden evitar algunos de los factores de riesgo que hemos comentado antes y que predisponen a su desarrollo. Por ejemplo, el tabaco o las dietas deficientes. Además, es recomendable que la alimentación sea rica en luteína y zeaxantina, vitaminas C y E, zinc, cobre y ácidos grasos omega-3.

¿Cómo se trata la DMAE?

“Desafortunadamente, en el caso de la DMAE seca no hay un tratamiento específico y se utilizan aportes vitamínicos (antioxidantes, luteína). Con el objetivo de intentar ralentizar la progresión de la enfermedad a estadios más avanzados. Para la DMAE húmeda existen medicamentos para frenar la evolución de la enfermedad. Estos se administran en forma de inyecciones intraoculares periódicas hasta que se inactiva la lesión”.

Nuestra especialista señala que este tratamiento “ha cambiado drásticamente el pronóstico de la DMAE húmeda y permite detener la pérdida de visión e incluso mejorarla en algunos casos”.

Aun así, el diagnóstico precoz es fundamental, ya que el tratamiento es más eficaz cuanto menor es el tiempo de evolución.

 

Contenido validado por la Dra. María Angélica Henríquez Recine, médico especialista del Servicio de Oftalmología del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Salud Ocular

  • No hay eventos próximos en esta especialidad