El portal de salud que resuelve tus dudas

La depresión en el anciano

Con el paso del tiempo inevitablemente nos vamos enfrentando a las diferentes pérdidas de amigos, familiares, también bienes materiales. Pero con el envejecimiento además aparece la propia pérdida, nuestra capacidad física y emocional. Así, aparecen enfermedades que nos debilitan, a veces dejando de ser independientes y necesitando ser cuidados, teniendo que asumir roles muy diferentes y vemos como sobre todo en el paciente anciano, la capacidad de adaptación y recuperación emocional también se debilita.

Tristeza normal o patológica

Con todo lo que conlleva el envejecimiento, una persona en su senectud puede tener mayor probabilidad de vivir solo, contadas amistades, quizá menos recursos económicos y empeoramiento de su salud física y psicológica. En todo este proceso puede ser normal que se acentúe la tristeza, la sensación de soledad, la desmotivación o falta de disfrute. Este se ve agravado por una menor capacidad del anciano a adaptarse a las nuevas situaciones y una mayor sensación de vulnerabilidad y fragilidad.

La vejez es una etapa de la vida en la que no todos son capaces de dar una respuesta adaptativa. Es cuando aparecen cuadros francos de ansiedad o depresión. Siendo la depresión la enfermedad mental más frecuente entre nuestros ancianos.

Debemos resaltar que  la depresión en la tercera edad no es una consecuencia normal del envejecimiento, sino una enfermedad y como tal, tratable. Es importante detectarla a tiempo. La presencia de depresión se asocia con un aumento global de la mortalidad, tanto por causas cardiovasculares como por otras distintas. Produce múltiples consecuencias en el paciente y en su familia, como peor calidad de vida, mayor declive funcional, mayor cansancio de los cuidadores o menor adherencia al tratamiento médico.

depresión en ancianos

Dificultad para detectarla y su importancia

Existen diferentes factores que hacen que se complique el diagnóstico y pronóstico de los pacientes mayores. Como el hecho de interpretar el humor deprimido como serenidad o resignación por el paso del tiempo, o la dificultad en el anciano para quejarse o reconocer que están tristes y la presencia de otras enfermedades somáticas solapadas, que pueden confundir a los especialistas.

Para detectar la depresión en el paciente anciano lo fundamental es que los profesionales tengamos en mente la posibilidad de padecerla. No siempre se observa una vivencia de tristeza y la forma de presentación es una falta de interés, desgana, también irritabilidad, aparición de ansiedad y miedos, pérdida de apetito o insomnio. También prestaremos atención al aumento de problemas físicos que no tienen un origen definido. Pueden ser episodios de dolores de cabeza, dificultad para tragar o cuadros intestinales.

Preguntaremos sobre aquellos factores adversos que puedan desencadenar un proceso depresivo. Estos pueden ser las pérdidas que avanzábamos al principio, interesarnos por saber cómo el paso del tiempo ha hecho mella en sus vidas y cómo están haciendo frente a la viudedad, a la falta de compañía de hijos y amigos, a esa falta de capacidad para desempeñarse de forma independiente y cómo le afectan las enfermedades que les acompañan.

Qué supone la depresión en ancianos y cómo dar respuesta

La depresión supone una enfermedad que produce un gran malestar en quien lo padece y en su entorno e influye en otras enfermedades físicas y en su evolución. Conviene destacar el alto riesgo de suicidio detectado en los enfermos con depresión senil, estimado en cuatro veces mayor que en individuos deprimidos de menor edad.

Nuestra tarea en salud mental, identificar la depresión y tratarla en todas sus facetas. En caso de ser necesario se recomendará un tratamiento antidepresivo para mitigar los síntomas depresivos, evitar ideas suicidas, evitar recaídas o recurrencias, pero también atenderemos la recuperación cognitiva y funcional y el desarrollo de habilidades necesarias para hacer frente a su incapacidad o situación psicosocial, si así lo necesitan.

 

 

Contenido realizado por la Dra. Casandra Galvez, especialista del Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Torrejón

 



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Salud Mental

  • salud mental 19/05/2019 | Salud Mental

    El Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario de Torrejón realizará una charla al finalizar la 18ª ruta del Camino de Cervantes en el Ayuntamiento de Mejorada del Campo.

  • corazón 06/05/2019 | Experto Ictus

    Cambios emocionales y afectivos post ICTUS

    Sesión el 6 de mayo de 2019 a las 16:00 en la Sala de Formación del Hospital dentro de la Escuela de Experto en ICTUS

    • Cambios emocionales y afectivos post ICTUS. Servicio de Psiquiatría
    • Sesión de Risoterapia. Servicio de Salud Mental