El portal de salud que resuelve tus dudas

Enfermedad diverticular, un problema común en mayores de 60

La enfermedad diverticular es un proceso muy común que afecta aproximadamente al 50% de la población mayor de 60 años, cifra que aumenta con la edad. Afecta por igual a hombres y a mujeres. Se estima que un tercio  de estos pacientes tendrán síntomas por este proceso. De ellos sólo un tercio requerirá cirugía por la gravedad de los mismos. Los divertículos son protrusiones o sacos desarrollados a través de una debilidad en la pared del colon. Frecuentemente en el colon sigmoideo o izquierdo (95%), pero en raras ocasiones pueden desarrollarse en el resto del colon. La diverticulitis sucede cuando estos divertículos se inflaman o perforan.

Probablemente el desarrollo de la enfermedad esté relacionado con el descenso de fibra en la dieta y el aumento de presión en el interior del colon, unido al envejecimiento y debilitamiento de las paredes del colon.

enfermedad diverticular

Síntomas

El principal síntoma de la enfermedad diverticular es el dolor abdominal (frecuentemente en el lado izquierdo), diarrea, náuseas y alteración del transito intestinal. En ocasiones se observa expulsión de moco o sangre con las heces. Este síntoma ocurre en un porcentaje muy bajo de los pacientes con diverticulosis, y a veces dificulta el diagnóstico diferencial con otras enfermedades del colon como enfermedades inflamatorias. cáncer o síndrome del colon irritable.

La diverticulitis es la inflamación o infección de estos divertículos. Puede cursar con uno o varios de los siguientes síntomas: dolor, fiebre, escalofríos, alteración del transito intestinal. En casos severos de diverticulitis puede complicarse con infecciones abdominales como abscesos, fístulas a vejiga o vajina, o con una perforación del colon, situación que requiere una intervención quirúrgica de urgencias.

Diagnóstico

Su médico deberá realizar una revisión clínica  incluyendo la anamnesis o entrevista clínica y la exploración o examen físico.

  • Anamnesis y exploración física: el paciente se someterá a una serie de preguntas relacionadas con su sintomatología (si alguna vez tuvo el mismo problema, síntomas asociados, …) y preguntas acerca de su salud. La exploración  consistirá en una inspección visual del ano y posteriormente una exploración manual mediante un tacto rectal y la palpación del abdomen.         

incontinencia anal

  • Exploraciones complementarias: consiste en una serie de pruebas que visualices los divertículos y nos den una orientación de su extensión y gravedad.
  1. Colonoscopia: se realiza con un instrumento largo y flexible que puede permitir la exploración de todo el colon. Requiere la realización previa de una preparación intestinal. Puede producir molestias y disconfort durante su realización.
  2. Enema opaco: requiere también preparación intestinal. Es una prueba radiológica especial en la que se introduce por el ano un contraste para rellenar el colon y dibujar su superficie (mucosa). Posteriormente se realizan radiografías en distintas proyecciones para obtener un estudio completo de colon y recto.
  3. Ecografía abdominal: no requiere preparación intestinal. Es una prueba inocua que consiste en deslizar una sonda por la superficie del abdomen. Esta permitirá recoger unas imágenes del interior del abdomen, que posteriormente el medico interpretará.
  4. Escáner abdominal (TC abdomen): tampoco requiere preparación intestinal; no es una prueba inocua puesto que emite radiación. Consiste en la introducción del paciente en una máquina de rayos que realizará muchas fotos del interior del abdomen.

Tratamiento    

Los casos de sintomatología leve frecuentemente se tratan con dieta. En ocasiones asociándolo a fármacos que alivien el dolor y otros que controlen los cambios en el ritmo intestinal. Convendrá incrementar el aporte de fibra en la dieta, la ingesta de agua y restringir alimentos que aumenten la presión dentro del colon.

La enfermedad diverticular requiere un tratamiento más exhaustivo. En situaciones leves puede no ser necesario el ingreso hospitalario. El tratamiento habitual es la antibioterapia oral durante 7-10 días, restricciones dietéticas para reblandecer las deposiciones y conservar el tránsito. En casos más graves requerirá ingreso hospitalario con reposo digestivo, líquidos intravenosos y antibióticos y analgésicos intravenosos. La mayoría de los casos pueden controlarse con métodos conservadores, realizando cirugía sólo en las pocas situaciones de complicaciones severas.

¿Cuándo es necesaria la cirugía?

El tratamiento quirúrgico esta indicado en episodios de diverticulitis recurrentes y en casos de diverticulitis complicados que no responden a tratamiento conservador. La cirugía de urgencia es necesaria sólo en un escaso número de pacientes. La cirugía electiva consiste en resecar parte del colon (habitualmente sigma o colon izquierdo) y volver a unir la parte restante del colon al recto.

En algunos brotes agudos con infección intrabdominal abscesificada, puede realizarse un drenaje de esa colección mediante la colocación de un tubo, con ayuda de técnicas radiológicas, y luego preparar al paciente para la cirugía antes descrita. Si este drenaje no fuese efectivo o la situación se complicase con una hemorragia severa o una perforación, seria necesario realizar una intervención quirúrgica de urgencia. Esta consistiría en resecar el colon afecto y unir la parte del colon proximal a la piel con la colocación de una bolsa que recogerá la deposición (colostomia), la parte distal (recto) se cierra excluyendo ese tramo de intestino.

 

 

Contenido validado por el Dr. Pablo Galindo, Jefe de Servicio de Cirugía General y digestivo del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Digestivo

  • No hay eventos próximos en esta especialidad