El portal de salud que resuelve tus dudas

Epicondilitis o codo de tenista, una patología común

La Epicondilitis o codo de tenista, es una patología común en nuestra práctica médica. Consistente en dolor en cara lateral del codo, generalmente de inicio gradual, que va progresando hasta causarnos incapacidad para gestos de agarre. No es exclusiva de tenistas, sino que está causada por gestos repetitivos, como los de electricistas, fontaneros, conductores…

Diagnóstico de la epicondilitis

El diagnóstico es predominantemente clínico, pudiendo solicitarse pruebas complementarias como rx, ecografía o incluso resonancia magnética. El diagnóstico debe descartar otras posibles causas de dolor (irradiado de cuello, compresiones neurológicas…)

Tratamiento

El tratamiento del codo de tenista es eminentemente conservador. Reposo, medicación antiinflamatoria, cinchas epicondileas e incluso rehabilitación. Es interesante la realización domiciliaria de ejercicios excéntricos de codo por su sencillez y eficacia en la mejoría de los síntomas.

En casos de dolor refractario a este tratamiento es posible realizar infiltraciones locales de anestésico local y corticoide. Siempre sabiendo que su uso no debe evitar el resto de las medidas descritas, por su alto riesgo de recurrencia una vez su efecto ceda.

En la actualidad con las nuevos avances de terapias alternativas, se describe también el uso de infiltraciones locales de plasma rico en factores de crecimiento (obtenido de sangre del propio paciente) su uso parece prometedor en resultados, pero está aún pendiente de estudios más en profundidad en cuanto a dosis, número de inyecciones y tiempo entre ellas.

La opción quirúrgica está reservada para aquellos casos que no hayan mejorado a pesar de las opciones descritas previamente. El tipo de cirugía dependerá de las circunstancias del paciente y de la experiencia del cirujano pudiendo realizarse cirugía abierta o cirugía artroscópica de la lesión.

Posibles complicaciones de la cirugía

La cirugía no está exenta de posibles complicaciones como son:

  • Infección
  • Lesión de nervios o estructuras capsuloligamentosas
  • Necesidad de rhb intensiva prolongada en el tiempo
  • Pérdida de fuerza
  • Pérdida de flexibilidad
  • Cabe la posibilidad de requerir más de una intervención quirúrgica y en muchas ocasiones de recuperaciones parciales en los síntomas

 

Contenido validado por el Dr. Santiago Tormo Martínez, Médico del Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Universitario de Torrejón.



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Traumatología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad