El portal de salud que resuelve tus dudas

Esclerosis múltiple, la enfermedad de las mil caras

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica inflamatoria y neurodegenerativa que afecta a la mielina (sustancia que cubre las fibras nerviosas), al axón del cerebro y a la médula espinal. Debido a este daño se interrumpen las señales eléctricas que facilitan la comunicación entre las neuronas en el cerebro.  

Causas de la esclerosis múltiple

A pesar de todos los esfuerzos que se realizan en investigación, aún se desconoce la causa de la esclerosis múltiple. Se cree que puede deberse a una combinación de factores genéticos y ambientales. Los cuales hacen que el sistema inmunitario ataque de alguna manera al sistema nervioso.  

La enfermedad de las mil caras

La esclerosis múltiple es conocida como la ‘enfermedad de las mil caras’ por la gran variedad de síntomas que presenta y las diferentes formas de evolución clínica a lo largo de los años. “Los síntomas pueden incluir visión borrosa y otros problemas visuales; alteraciones sensitivas, vértigo, mareos e inestabilidad; pérdida de fuerza y dificultades para caminar; falta de control de esfínteres, principalmente urgencia e incontinencia urinaria, problemas cognitivos y fatiga física y mental”, explican los doctores Luis Casanova y Carlos López, especialistas de nuestro Servicio de Neurología.   

La prevalencia se cifra en unos 80-100 enfermos por cada 100.000 habitantes, por lo que se estima que hay unas 50.000 personas afectadas de esclerosis múltiple en nuestro país.  

esclerosis

Tipos de Esclerosis Multiple

Según la última clasificación de 2013, la esclerosis múltiple se distingue según su evolución clínica en:  

  • Formas recurrentes-remitentes: que se caracterizan por brotes puntuales de los que el paciente se puede recuperar total o parcialmente. A su vez pueden ser activas o inactivas. 
  • Formas progresivas: aunque no se detectan brotes definidos, el empeoramiento es continuo y gradual. Las formas progresivas pueden ser:  
  1. Activas y con progresión 
  2. Activas y sin progresión 
  3. Inactivas con progresión 
  4. Inactivas y sin progresión 

enfermedad autoinmune

A la hora de diagnosticar la esclerosis múltiple, “la prueba de mayor utilidad es la resonancia magnética de cráneo y espinal. También se puede realizar una punción lumbar para medir lo que se denominan bandas oligoclonales”, apuntan nuestros especialistas. 

Existen otras pruebas que no son necesarias para realizar el diagnóstico de esclerosis múltiple pero que se solicitan en ocasiones para completar el diagnóstico o descartar otras causas, como los potenciales evocados visuales y potenciales evocados somatosensoriales.  

En cuanto a los tratamientos disponibles, en la actualidad hay 14 tratamientos comercializados para la esclerosis múltiple. Los objetivos de estos tratamientos son reducir la frecuencia y la intensidad de los brotes, modificar en la manera de lo posible el curso de la enfermedad y mejorar los síntomas.  

Es importante complementar el tratamiento farmacológico con otros orientados a preservar la reserva cognitiva, la movilidad y la autonomía, por lo que el ejercicio físico y las actividades cognitivas son fundamentales para mejorar la calidad de vida del paciente.  



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Neurología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad