El portal de salud que resuelve tus dudas

El exceso de sudor o Hiperhidrosis y su impacto en la calidad de vida

El exceso de sudor o hiperhidrosis es una enfermedad que puede ser limitante, estigmatizante y causar estragos en la calidad de vida de la persona, llegando a afectar a todos los ámbitos de la vida, tanto el personal como el laboral. “La hiperhidrosis se caracterizada por una sudoración o transpiración excesiva que se produce de forma espontánea, sin ser causada por temperaturas altas o por situaciones de tensión física o emocional”, explica la Dra. Elena Sánchez-Largo, especialista en Dermatología de nuestro hospital.

Exceso de sudor e hiperhidrosis

Clasificación de la Hiperhidrosis

La hiperhidrosis se puede clasificar en función de:

  • La causa:
    • Primaria: suele ser más localizada (focal) y de origen conocido.
    • Secundaria: de patrón más generalizado y derivada de situaciones clínicas subyacentes. Puede aparecer en cualquier momento de la vida del paciente y está relacionada con problemas de tiroides, menopausia, ciertas drogas o intoxicaciones, tumores, etc.
  • La localización: axilar, palmo-plantar, generalizada…
  • La extensión:
    • Hiperhidrosis generalizada: cuando el exceso de sudoración abarca una superficie mayor a 100 cm2 en la piel del paciente.
    • Hiperhidrosis localizada: cuando la hipersudoración comprende una superficie igual o menor a 100 cm2 y está delimitada a áreas anatómicas con alta concentración de glándulas sudoríparas en la zona (axilas, palmas, plantas, pubis).

Grados de afectación

Asimismo, la hiperhidrosis puede presentar distintos grados de afectación para el paciente:

  • I Grado: la sudoración no se nota nunca ni impide la actividad normal del paciente.
  • II Grado: la sudoración es tolerable, en ocasiones impide la actividad normal del paciente.
  • III Grado: la sudoración es poco tolerable e impide frecuentemente la actividad normal del paciente.
  • IV Grado: la sudoración no es tolerable e interfiere en la actividad normal del paciente.

hiperhidrosis

¿Cuál es su impacto en la calidad de vida?

“La hiperhidrosis es un problema relativamente frecuente que puede generar estrés emocional y ansiedad. El impacto psicológico de la hiperhidrosis puede acomplejar o interferir en la vida diaria de quien lo padece. Ocasionando limitaciones en el ámbito laboral, académico y social”, explica la Dra. Sánchez-Largo.

Esta situación, a su vez, provoca un estado de ansiedad permanente por la necesidad de sentirse seco y la preocupación de oler mal, llegando en los casos más graves a que las personas se vuelvan retraídas y rehúyan la actividad social, evitando situaciones donde necesitan entrar en contacto con otras personas y pudiendo ser una causa de fobia social.

Pautas de comportamiento

Los pacientes con hiperhidrosis tratan de acomodarse al problema y suelen adoptar pautas especiales de comportamiento para minimizar el impacto social:

  • Evitar situaciones que conlleven el contacto físico, como saludar con un apretón de manos o abrazos.
  • Limitar los movimientos de los brazos y adoptar posturas rígidas para ocultar la sudoración excesiva de las axilas.
  • Cambiarse varias veces de ropa a lo largo del día o usar compresas absorbentes para reducir las manchas en la ropa.
  • Evitar actividades que supongan actividad física e incluso sujetar objetos con seguridad por miedo a que se resbale.

Si te encuentras en esta situación, no dudes en consultar con tu especialista, ya que existen distintas opciones terapéuticas que pueden ayudar a mejorar esta enfermedad dependiendo del tipo, localización, extensión y grado de hiperhidrosis.

 

 

Contenido validado por la Dra. Elena Sánchez-Largo, especialista en Dermatología del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Dermatología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad