El portal de salud que resuelve tus dudas

Fractura de clavícula: ¿cuáles son las opciones de tratamiento?

La clavícula es un hueso largo con forma de ‘S’ itálica que sirve de punto de unión al tronco del miembro superior, dotándole de una gran libertad de movimiento. En la zona lateral, se articula con el acromion, parte alta y externa del omóplato; con una cápsula articular, y con unos potentes ligamentos llamados conoide y trapezoide. “Las fracturas de clavícula son frecuentes entre los deportista. Están asociadas a caídas sobre el hombro por traumatismo directo. La lesión de los ligamentos también es frecuente tras los traumatismos. Debe ser valorada por un traumatólogo para establecer el tratamiento más adecuado, que en ocasiones puede ser quirúrgico”, explica el especialista de nuestro Servicio de Traumatología, el Dr. Rubén Fole López.

¿Qué ocurre tras una fractura de clavícula?

Tras la fractura de clavícula los fragmentos presentan una desviación. Esta sigue un patrón característico por las tracciones de los músculos insertados en la clavícula. “El fragmento más cercano al tronco suele ascender y en ocasiones se puede visualizar a través de la piel. Mientras que el fragmento más cercano al hombro suele descender y anteriorizarse por acción de la musculatura del pectoral y deltoides. El acortamiento de la clavícula puede llegar a ser de varios centímetros y suele asociarse a múltiples fragmentos en la clavícula”, apunta nuestro especialista.

Para el diagnóstico basta con una inspección del paciente, que se complementa con radiografías para saber de qué tipo de fractura se trata y plantear así el tratamiento más adecuado.

fractura de clavícula

¿Cómo se trata la fractura de clavícula?

“En fracturas de clavícula no complejas, suele dar buenos resultados el tratamiento conservador con vendajes o cabestrillos, aunque tiene el inconveniente de la incomodidad y la recuperación es más lenta que con los tratamientos quirúrgicos”, apunta el Dr. Fole López. “Cuando es necesaria la cirugía para posicionar los fragmentos, se suele utilizar la fijación con placa y tornillos. En la actualidad, las placas que se utilizan para el abordaje de este tipo de fracturas se amoldan perfectamente a la forma de la clavícula y permiten una correcta fijación de los fragmentos”.

Se trata de una cirugía segura en la que las complicaciones son poco frecuentes y, cuando ocurren, suelen ser menores. “Entre éstas se encuentran las derivadas de la anestesia, infección o dehiscencia (apertura) de la herida y la pérdida de sensibilidad en el área superior del tronco, en la región inmediatamente inferior a la cicatriz de la herida, debido a la afectación de las ramas sensitivas cutáneas en la cicatriz”.

Rehabilitación

Tras la intervención se debe usar un cabestrillo durante dos semanas y restringir la movilidad del hombro en abducción. La rehabilitación se inicia pasados unos 10-15 días de la retirada de los puntos.

“Tanto en las fracturas de clavícula operadas como en las no operadas, existe el riesgo de que el hueso no una, y entonces hablamos de pseudoartrosis de clavícula. Si esto ocurre, se debe operar solo a los pacientes que presenten dolor. En estos casos el tratamiento recomendado es la fijación de la fractura y aporte de hueso”, concluye nuestro cirujano traumatológico.

 

 

Contenido validado por el Dr. Rubén Fole, médico especialista del Servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Traumatología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad