El portal de salud que resuelve tus dudas

Los caninos incluidos, ¿por qué se producen?

Los caninos son los dientes que se sitúan entre los incisivos laterales y premolares. Los caninos inferiores aparecen habitualmente entre los 9-10 años, mientras que los superiores lo hacen entre los 11-12 años. Si en la revisión con el dentista te han dicho que tu hijo tiene caninos incluidos, no te alarmes. Se trata una alteración en el proceso de erupción de estos dientes que se produce cuando no descienden bien en la arcada dentaria y quedan quedando retenidos en el hueso maxilar, habitualmente en el maxilar superior.

“Pueden encontrarse totalmente incluidos en el hueso, con una erupción parcial por el paladar, que es lo más frecuente. O pueden estar incluidos en el vestíbulo, es decir en la encía que contacta con el labio superior”, explica la Dra. Gui-Youn Cho Lee, especialista de nuestro Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial.

Como decimos, no debes alarmarte ante un diagnóstico de caninos incluidos. Pero es importante que el especialista estudie el caso cuanto antes para recomendar el mejor tratamiento posible y evitar así complicaciones futuras.

problema dental

Motivos

Las causas de los caninos incluidos no están claras. Hay factores que pueden interferir en una correcta erupción de estos dientes, entre los que la Dra. Cho destaca:

  • La discrepancia en el tamaño dental con la arcada dentaria (espacio insuficiente). Puede ser una causa, aunque no suele ser la fundamental. Con frecuencia aparecen caninos incluidos en pacientes con espacio suficiente para su erupción.
  • Pérdida temprana o retención prolongada de los caninos de leche.
  • Alteraciones en la forma o ausencia del incisivo lateral.
  • Traumatismos dentales previos.
  • Presencia de dientes supernumerarios, es decir que aparezcan más dientes que los que hay habitualmente en una arcada dentaria normal. Por ejemplo los mesiodens, que son dientes que nacen entre los dos incisivos centrales.
  • Odontomas, que son formaciones de tejido dentario que no corresponden a ninguna pieza dental.
  • Quistes maxilares.

Además, hay enfermedades sistémicas que se han relacionado con los caninos incluidos. Como el síndrome de Gardner, la displasia cleidocraneal, algunas enfermedades endocrinológicas…, y existe una teoría que relaciona ciertos factores genéticos con la posición anormal de los gérmenes dentales, que son los precursores de los dientes.

Pediatra

Tratamiento

En primer lugar se debe hacer un diagnóstico radiológico para conocer la posición exacta del canino, su relación con otros dientes y su inclinación, ya que de esto dependerá el posible tratamiento. Con esta información, el ortodoncista, el odontólogo general y el cirujano deben valorar, de manera conjunta, si es posible guiar la erupción del diente a la arcada, para lo que se pueden usar diferentes métodos. Si esto no es posible o se prevé que los resultados no serán satisfactorios, se puede extraer la pieza dental.

“En los casos en los que la inclinación y la posición lo permiten, y se cuenta con el espacio suficiente, se puede extraer el canino de leche y esperar 12 meses a que se produzca la erupción espontánea del canino incluido. Pero en la mayoría de los casos es necesario un tratamiento combinado entre el ortodoncista  y el cirujano oral. En este caso se deja descubierta la corona del diente (parte habitualmente visible del diente erupcionado fuera de la encía), para poder colocar un botón adherido al diente y traccionar de él con mecanismos ortodóncicos”, concluye nuestra especialista.

 

 

Contenido validado por la Dra. Gui-Youn Cho Lee, médico especialista del Servicio de Cirugía Oral y Maxilofacial del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Maxilofacial

  • No hay eventos próximos en esta especialidad