El portal de salud que resuelve tus dudas

La importancia del cambio postural en el paciente encamado

En ocasiones una persona no puede valerse por sí misma y debe pasar la mayoría del tiempo en la cama. En estos casos, el cambio postural es la principal medida de prevención de lesiones en la piel, como las úlceras por presión. Nuestro especialista de Unidad de Hospitalización Domiciliaria, Alejandro Domínguez, nos explica a continuación las claves del cambio postural.

  • Si el estado de la persona lo permite, lo ideal es realizar cambios posturales cada 2-3 horas cuando esté encamada. Debemos evitar en lo posible apoyarla directamente sobre sus lesiones, si ya las tuviera.
  • Si está sentado y tiene autonomía para realizar cambios de postura, lo conveniente es que los realice cada 15 minutos. Si es dependiente se deben realizar cada hora y si no es posible por el motivo que sea, es preferible que permanezca en cama.

¿Cómo se debe hacer el cambio postural?

Se debe cambiar de postura cada 2-3 horas intentando alternar diferentes posturas para ir cambiando los puntos de apoyo. Las posturas más frecuentes son acostado boca arriba y acostado de lado (izquierdo y derecho). Hay diferentes tablas en las que se puede observar de forma detallada la posición ideal en cada una de las posturas.

Es fundamental no arrastrar a la persona para evitar lesiones por la propia fricción con las sabanas. Para ello, podemos utilizar una sábana entremetida. Es decir, una sábana que colocaremos sobre la sabana bajera y que utilizaremos para elevar a la persona desde ambos lados de la cama. De este modo, evitamos el arrastre al subir a la persona, por ejemplo, cuando se ha escurrido hacia los pies de la cama.

ulceras por presión

También existen colchones especiales que, junto a los cambios posturales, ayudan a a prevenir las úlceras por presión. Son los llamados colchones antiescaras. Están recomendados cuando la movilidad de la persona es muy escasa o nula y se pueden comprar en una ortopedia.

La movilización también supone un importante esfuerzo para el cuidador. Y para evitar problemas de espalda lo más importante es conocer exactamente como realizar los cambios. Es cómodo el uso de la sábana entremetida que hemos mencionado antes. Se debe intentar girar siempre a la persona sobre sí misma. Se gira a la persona como si fuera una croqueta cuando queremos cambiarla de lado o incluso al realizar el cambio de sábanas o el cambio de pañal.

Úlceras por presión

Si los cambios posturales no se hacen correctamente, pueden producirse úlceras por presión. Las úlceras por presión son heridas causadas por el apoyo prolongado de una superficie del cuerpo sobre una superficie de apoyo, como el colchón. Son lesiones que van desde una pequeña lesión de la capa más superficial de la piel a las que afectan a músculos e incluso a huesos si no se pone solución.

La importancia de una buena higiene

Por ello, junto a los cambios posturales es fundamental una buena higiene, inspección e hidratación de la piel. Ante cualquier cambio del estado de la piel, es importante comentárselo a la enfermera del centro de salud que nos atienden. Algunos de estos signos son la presencia de heridas o lesiones, enrojecimiento en una zona muy concreta, ampollas, áreas más calientes/frías que el resto…

Los cambios posturales no solo deben hacerse durante el día, sino también por la noche. Durante la cual conviene hacer al menos un cambio. Lo que se suele recomendar es dejar a la persona acostada de lado al comienzo de la noche. Así, a mitad de la noche, simplemente será necesario quitar la almohada que habíamos puesto en su espalda, para que quede acostada boca arriba. De este modo, evitamos que se despierte o afecte al confort de la persona o del propio cuidador.

 

 

Contenido validado por Alejandro Domínguez, especialista del Servicio de Hospitalización a Domicilio del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Hospital en casa

  • No hay eventos próximos en esta especialidad