El portal de salud que resuelve tus dudas

¿Picor de piel o prurito? No dejes que empeore tu calidad de vida

El prurito o picor de piel es una sensación cutánea desagradable que impulsa a rascarse o frotarse constantemente, ya que al hacerlo se siente cierto alivio. El prurito se transmite a través de unas fibras nerviosas de la piel llamadas fibras Camielínicas. Estas fibras conducen los estímulos al sistema nervioso central.

¿Cúando se produce?

La Dra. Marta Ruano del Salado, especialista de nuestro Servicio de Dermatología, nos explica que el prurito o picor de piel es más frecuente en los adultos. Sobre todo suele darse en la vejez, cuando la piel está menos hidratada. “La causa del prurito puede ser cutánea. Por ejemplo, debido a la sarna o la dermatitis; o sistémica, causada por enfermedades hepáticas, renales, tumorales, algunos fármacos, etc. En ocasiones la evolución es crónica y es difícil encontrar una causa, lo que repercute en la mala calidad de vida del paciente”.

Al no poder evitar el deseo de rascarse y frotarse, es frecuente que las zonas de la piel afectadas aparezcan lesiones, heridas y rojeces. En algunos casos pueden surgir complicaciones. “Se puede sobreinfectar la piel con las erosiones de rascado y se puede liquenificar, es decir que la piel se vuelve más gruesa y esto se cronifica por el rascado continuo en una zona”.

prurito

¿Cómo se puede tratar el prurito o picor de piel?

En primer lugar es importante identificar y tratar el factor desencadenante. El tratamiento habitual pasa por el uso de antihistamínicos no sedantes. Además, se debe mantener la piel bien hidratada con cremas que contengan polidocanol, capsaicina, mentol… Los rayos ultravioleta también pueden ser útiles para aliviarlo.

Pero además, existen algunas pautas relacionadas con la higiene diaria y con el estilo de vida. A continuación, la Dra. Ruano del Salado nos destaca consejos para ayudar a controlar los síntomas:

  • Hidratarse la piel a diario con cremas emolientes.
  • Evitar jabones alcalinos, ya que el pH de la piel es ácido.
  • Evitar baños excesivos y calientes.
  • Intentar evitar la lana y las fibras artificiales. Es mejor utilizar prendas de algodón en contacto directo con la piel.
  • Frecuentar ambientes frescos y no muy secos.


¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Dermatología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad