El portal de salud que resuelve tus dudas

Pólipos de Colon y Recto, síntomas y tratamientos

Los pólipos son unos crecimientos anormales que surgen a partir de la pared del intestino grueso protruyendo hacia el canal intestinal. Algunos pólipos son planos o sesiles y otros tienen un pedículo. La presencia de pólipos en colon y recto es bastante frecuente, afectando al 15-20% de la población adulta. Aunque existe una relación clara entre los pólipos y el cáncer, la mayoría de los pólipos son benignos. Los podemos encontrar en cualquier tramo de intestino grueso o recto, pero son más frecuentes en colon descendente, sigma y recto.

Síntomas de los pólipos

La mayoría de los pólipos no producen síntomas. Con frecuencia se trata de un hallazgo casual durante un estudio endoscópico o radiológico realizado por otro motivo. Otras veces pueden provocar sangrado intestinal, mucosidad intestinal, trastornos de la función intestinal y más raramente dolor abdominal.

pólipos rectal y colon

Diagnóstico

El diagnóstico de los pólipos requiere un estudio del interior del colon, que se puede realizar mediante endoscopia (colonoscopia) o rayos X (enema opaco) .

Hay tres tipos de endoscopia colorrectal:

  • Sigmoidoscopio rígido: permite examinar unos 20-25 cm de colon a partir del ano. Deberá prepararse el intestino con una irrigación o enema.
  • Sigmoidoscopio flexible: alcanza entre un tercio y un cuarto de la parte distal del colon.
  • Colonoscopia: se realiza con un instrumento largo y flexible que puede permitir la exploración de todo el colon. Requiere la realización previa de una preparación intestinal.

El colon también se puede examinar de modo indirecto mediante un estudio radiológico con un enema opaco. Esta técnica se realiza mediante la introducción de un contraste radio opaco que ocupa el interior del colon. Posteriormente se resaltano en las placas realizadas la presencia de pólipos en forma de defectos de replección o irregularidades en el relleno del colon.

Además, el estudio de sangre oculta en heces es muy importante. Hay que tener en cuenta que en el caso de que esta prueba no revele ninguna anomalía, no podemos asegurar que no haya pólipos. El hallazgo de un pólipo, obliga a realizar una inspección colónica completa. Al menos el 30% de estos pacientes presentarán más pólipos en otras zonas del intestino.

oncología

Tratamiento

Dado que no es posible predecir si un pólipo se va a malignizar o no, es recomendable extirparlos todos. La mayoría de ellos se extraen mediante colonoscopia. Los de pequeño tamaño se pueden destruir simplemente con un coagulador eléctrico.

Generalmente, los estudios con colonoscopio flexible -incluyendo la exéresis de pólipos- se realizan de forma ambulatoria. Esto significa que se realizan sin requerir el ingreso hospitalario del paciente. Los pólipos grandes, a veces requieren más de una sesión para resecarlos de por completo. Algunos pólipos no se pueden extirpar mediante las técnicas descritas previamente -debido a su posición o su tamaño-, siendo necesario realizar una intervención quirúrgica.

¿Pueden recurrir?

Una vez que un pólipo ha sido extraído completamente, la recidiva es muy poco frecuente. Sin embargo, los factores que causaron la aparición del pólipo siguen estando presentes. Esto justifica que el 30% de los pacientes que tuvieron un pólipo, desarrollen nuevos en el futuro. Estos pacientes deberían someterse a exámenes periódicos realizados por un médico con experiencia en la detección y tratamiento de las enfermedades de colon y recto.

 

 

Contenido validado por el Dr. Pablo Galindo, médico especialista del Servicio de Cirugía General y digestivo del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Tu Salud

  • No hay eventos próximos en esta especialidad