El portal de salud que resuelve tus dudas

Cómo prevenir la plagiocefalia en el recién nacido

La plagiocefalia consiste en la deformidad del cráneo del lactante por motivos de origen externo. Motivos como mecanismos de presión que actúan sobre la parte posterior del cráneo. Una posible causa es la tortícolis congénita, que consiste en una contractura muscular de uno de los músculos del lado del cuello, y que hace que se mantenga la cabeza siempre en la misma posición.

Diagnóstico

“Para el diagnóstico de la plagiocefalia, se debe observar la cabeza del bebé desde arriba, que se ve con forma de paralelogramo: zona posterior (occipital) aplanada en un lado; zona anterior (frontal) abombada del mismo lado; oreja del mismo lado adelantada y descendida, y nariz centrada. Si es simétrica, se ve desde arriba la zona posterior occipital aplanada de forma simétrica, sin asimetría en la cara. De frente, la cara parece con frente grande”, explica la Dra. María Retamosa Rodríguez, pediatra de nuestro Hospital.

plagiocefalia

En cuanto al abordaje de este tipo de deformidad, nuestra especialista señala que “la mayoría de las deformidades se empiezan a corregir a partir de los 2-3 meses de vida. Siempre y cuando el lactante no apoye la cabeza sobre la zona aplanada. Pero si persiste la deformidad, es posible mejorarla con ejercicios de fisioterapia. Si no se corrige a partir de los 5-6 meses de vida y es muy llamativo, se puede plantear la colocación de un casco ortopédico que ayude a apoyar sobre el lado abombado”, señala la Dra. Retamosa Rodríguez.

El tratamiento se debe iniciar lo antes posible. Se coloca el casco primero un ratito y ampliando el tiempo poco a poco. Además, el bebé debe colocarse boca abajo cuando esté despierto, sobre una superficie firme.

¿Se puede prevenir la plagiocefalia?

Nuestra especialista explica que para evitar la plagiocefalia basta con evitar el apoyo en la parte posterior de la cabeza. Como esto no es posible cuando el bebé está dormido (el bebé debe dormir boca arriba para disminuir el riesgo de muerte súbita del lactante), se recomiendan una serie de medidas:

  • Hacer cambios de postura de la cabeza del bebé. Girando la cabeza hacia los dos lados, por tiempos, y evitando que los estímulos (juguetes, la cama de los padres, la persona que le cambia el pañal, le baña o le da el masaje…) obliguen siempre a mirar al bebé hacia el mismo lado.
  • Cuando esté despierto, colocar al bebé todo el tiempo que aguante boca abajo (que de manera progresiva será mayor), bajo vigilancia del cuidador.

 

 

Contenido validado por la Dra. María Retamosa Rodríguez, médico especialista del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Niños

  • No hay eventos próximos en esta especialidad