El portal de salud que resuelve tus dudas

Reagudizaciones respiratorias, qué son y cómo se tratan

Una reagudización respiratoria consiste en un empeoramiento repentino o rápidamente progresivo de los síntomas habituales en los pacientes con enfermedades respiratorias. Por ejemplo, aumento de secreciones, más tos o sensación de mayor falta de aire de lo habitual, o en la aparición de síntomas nuevos, como fiebre, sensación de falta de aire o empeoramiento del estado general. 

Síntomas

Para poder reaccionar con rapidez en caso de reagudización, es importante estar atentos a los síntomas y signos de alarma. “Ante la aparición de fiebre, aumento de tos o secreciones respiratorias, sensación de falta de aire (nuevo síntoma o realización de un menor esfuerzo para notar dicha falta de aire) o autoescucha de “pitos” al respirar, debemos sospechar una agudización respiratoria”, explica el Dr. Piedrafita, médico especialista de nuestro Servicio de Medicina Interna.  

Dependiendo del grado de enfermedad, nuestro médico habitual (atención primaria o neumólogo) nos puede dar una serie de pautas iniciales para actuar ante los primeros síntomas. “En caso de que la enfermedad pulmonar crónica esté en una situación avanzada, se recomienda acudir lo antes posible a un servicio médico para iniciar el tratamiento de manera precoz.  En caso de que el paciente tenga un grado leve de enfermedad y ésta se encuentre estable, se puede intentar de inicio un manejo domiciliario. Siempre con un ajuste de medicación crónica, y acudir para valoración médica en caso de ausencia de mejoría”, señala nuestro especialista.  

reagudizaciones respiratorias

Prevenir las reagudizaciones respiratorias

El Dr. Piedrafita recuerda que “la gran mayoría de las enfermedades respiratorias crónicas están causadas por una exposición a tóxicos mantenida en el tiempo. El principal de estos tóxicos es el tabaco. Por lo que en caso de que sea diagnosticado de una enfermedad pulmonar, la primera medida a tomar para prevenir su progreso y las agudizaciones sería abandonar totalmente su consumo”.  

Otros tóxicos relacionados con la enfermedad pulmonar crónica son la contaminación ambiental, polvos y humos en ciertos sectores laborales, así como algunos productos químicos. 

Medidas a tomar

Además de dejar el tabaco, hay otras medidas que el paciente puede tomar para evitar o reducir el número de reagudizaciones. Por ejemplo, hacer ejercicio físico de manera regular, adecuado a la capacidad pulmonar, y valorar la rehabilitación respiratoria si el médico lo considera necesario. 

“Otro punto muy importante son las vacunas, algunas de las cuales son obligatorias en la mayoría de estas enfermedades crónicas. La vacuna antigripal anual y las variedades de vacuna antineumocócica son indispensables para mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de agudizaciones”.  

Dejar el tabaco

Tratamiento

La duración de las reagudizaciones, así como la mejoría una vez se establezca el tratamiento, dependen de diversas cosas. La situación previa de cada enfermo, de la gravedad de cada agudización y del agente infeccioso que la cause. “Teniendo esto en cuenta, y si no hay complicaciones, la duración de las reagudizaciones puede ser de 5-10 días, si bien ya se debería notar una mejoría a los 2 o 3 días de iniciar el tratamiento. Si no es así, es importante volver al médico para que reevalúe la situación”, concluye el Dr. Piedrafita.  

 

 

Contenido validado por el Dr. Piedrafita, médico especialista del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Neumología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad