El portal de salud que resuelve tus dudas

Picor de ojos y nariz, congestión nasal, lagrimeo…puede tratarse de rinitis

Picor de nariz y ojos, congestión nasal, taponamiento, lagrimeo… ¿Te suenan estos síntomas? Si es así, consulta con tu médico porque es posible que se trate de una rinitis, una enfermedad frecuente que afecta a cerca del 13% de los adultos.

La rinitis se debe a una inflamación de la mucosa nasal, “lo que puede producir la disminución del flujo aéreo nasal, el aumento de secreciones mucosas, estornudos, picor y, en algunos casos, desecación mucosa”, explica el Dr. Gianmarco Narciso Martínez, especialista de nuestro Servicio de Otorrinolaringología.

Tipos de rinitis

La rinitis se clasifica según su desencadenante:

  • Rinitis alérgica: causada por alérgenos como los pólenes, ácaros del polvo, moho, animales domésticos o incluso algunos alimentos.
  • Rinitis no alérgica: incluye la rinitis infecciosa, medicamentosa, atrófica, hormonal, inducida por irritantes, ocupacional e idiopática, es decir, de causa desconocida.

 

picor de nariz y ojos

Síntomas más frecuentes de la rinitis

  • Picor de nariz y ojos, y en ocasiones también en los oídos.
  • Rinorrea (mucosidad nasal).
  • Congestión nasal.
  • Taponamiento de la nariz.
  • Estornudos repetidos.
  • Goteo nasal.

La suma de estos síntomas se traduce también en una sensación de malestar general que puede empeorar considerablemente la calidad de vida. La exposición a los desencadenantes determinará la aparición de los síntomas y su intensidad, por lo que es importante identificarlos y evitarlos en la medida de lo posible. Por ejemplo, las personas con rinitis alérgica podrán verse más o menos afectadas según la época del año y tendrán que estar atentos a los calendarios de polinización y al recuento de polen de su zona para evitar o reducir la exposición.

Tratamiento de la rinitis

“En la rinitis alérgica el tratamiento comienza por evitar el alérgeno desencadenante (si está diagnosticado), a lo que se puede añadir el uso de lavados nasales con agua marina y corticoesteroides tópicos, asociados o no a antihistamínicos tópicos u orales. El tratamiento suele ser efectivo en la mayoría de los pacientes. Para la rinitis no alérgica el tratamiento está dirigido a evitar el agente causal. En algunos casos el uso de corticoesteroides inhalados o de descongestionantes en ciclos cortos suele ser beneficioso”, explica nuestro especialista.

En todo caso, la rinitis necesita un abordaje y seguimiento estrecho, ya que en algunos casos pueden hacerse crónicos. “Las rinitis alérgica y atrófica son enfermedades crónicas, mientras que otros tipos de rinitis, como la causada por irritantes, ocupacional y medicamentosa, pueden cronificarse dependiendo del tiempo de exposición al agente causal. La rinitis infecciosa, sin embargo, cesa al mejorar de la infección”, concluye Dr. Narciso Martínez.

 

 

Contenido validado por el Dr. Gianmarco Narciso Martínez, médico especialista del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Otorrinolaringología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad