El portal de salud que resuelve tus dudas

¿Por qué roncamos y qué podemos hacer para evitarlo?

Roncar de manera ocasional puede no tener efectos negativos en la salud. Sin embargo, hacerlo de manera intensa puede tener un gran impacto tanto en la calidad de vida de la persona que ronca como en la de quienes le rodean.

El ronquido intenso genera una gran frustración a la hora de ir a dormir a los dos componentes de la pareja: la persona que ronca siente que no descansa bien y además sabe que su pareja tampoco lo hace debido a la molestia de sus ronquidos. De hecho, es frecuentes el cambio de habitación de la pareja para intentar descansar por las noches, explican los especialistas de nuestro Servicio de Otorrinolaringología.

¿Cómo se producen los ronquidos?

El ronquido es un sonido que se produce debido a la vibración de los tejidos blandos de la orofaringe y la laringe durante el sueño. “Los factores anatómicos diferenciadores entre hombres y mujeres (faringe más larga y con mayor volumen) hacen que sea más frecuente en hombres, aunque puede aparecer de la misma forma en mujeres”, señala nuestro especialista.

¿Cuándo debemos empezar a preocuparnos? El principal signo de alarma es la aparición de apnea del sueño, que se produce cuando la persona roncadora deja de respirar durante unos segundos y después emite un ronquido con mucha intensidad.

Existen varios tratamientos para el ronquido, desde el uso de una CPAP para dormir a la cirugía. Sin embargo, el primer paso es hacer un diagnóstico correcto, por lo que la persona que tiene un ronquido intenso debe consultar a su médico.

Consejos para dejar de roncar:

La higiene del sueño es fundamental para disminuir los trastornos relacionados con el ronquido y nos ofrecen algunas recomendaciones:

  • Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, y dormir en un ambiente tranquilo, sin mucho calor ni mucho frío. Si se hace siesta, que no sobrepase los 20-30 minutos.
  • Permanecer en la cama el tiempo suficiente, adaptándolo a las necesidades reales de sueño. Al estar tiempo en la cama sin dormir se facilita el sueño ligero y fragmentado.
  • Evitar hacer en la cama otras actividades, como ver la televisión, leer o escuchar la radio.
  • No tomar estimulantes (café o té), tabaco o alcohol antes de acostarse.
  • Cenar dos horas antes de dormir y evitar comidas copiosas.
  • Hacer ejercicio frecuente. En el caso de que sea intenso, no hacerlo en las horas previas a acostarse.

 

Texto validado por el Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrejón.



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Otorrinolaringología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad