El portal de salud que resuelve tus dudas

La salud en el viajero antes y después

Cada vez son más frecuentes los viajes de larga distancia por motivos de ocio, trabajo o para visitar a familiares. A la hora de planificarlos, además de hacer la maleta, conocer la moneda del país de destino o cuál es su cultura gastronómica, hay que hacer algo mucho más importante: asegurar la salud durante y después del viaje.

“En la Consulta del Viajero se realiza una valoración de la persona que va a viajar y de sus condiciones de salud para, de forma individualizada según el destino y el tipo de viaje, realizar recomendaciones específicas para prevenir enfermedades, sobre todo infecciosas”, explica la Dra. Arponen, especialista de nuestro Servicio de Medicina Interna.

¿Cuáles son las enfermedades del viajero más frecuentes?

La diarrea del viajero es la enfermedad más frecuente y puede suceder en cualquier destino, aunque es más frecuente en países en vías de desarrollo. También son importantes las enfermedades transmitidas por mosquitos, como la malaria, el dengue, el zika o el chikungunya. “La posibilidad de infectarse por una de ellas dependerá del país al que se viaje, la zona dentro de cada país, la época del año, la climatología… Todos estos factores se evalúan de forma individualizada en la Consulta del Viajero”, apunta la Dra. Arponen.

También debes saber que un riesgo no específico de los viajeros, pero que puede ser mayor según el destino visitado, es el contagio de enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, la sífilis, la gonorrea o la hepatitis B. Además, según la zona geográfica que se visita puede haber exposición a algunos parásitos que se pueden transmitir por alimentos o agua.

enfermedades tropicales

Países con mayor prevalencia de enfermedades

Los países con una mayor prevalencia de enfermedades que suponen un riesgo para el viajero son los que se encuentran en vías de desarrollo, sobre todo los situados en áreas tropicales y subtropicales. “La malaria es endémica de toda el África tropical y subtropical, pero también está presente en muchos países de Sudamérica y Centroamérica, además del Sudeste Asiático, incluidos destinos turísticos de moda que no se asocian a este tipo de riesgos. En las áreas tropicales y subtropicales también son frecuentes otras infecciones transmitidas por mosquitos y parásitos”.

Pero además, hay algunos viajes que de por sí mismos “suponen un mayor riesgo, como los que se hacen a zonas remotas con escaso acceso a cuidados sanitarios, o los realizados por cooperantes a zonas de guerra u otro tipo de desastres humanitarios y climatológicos. En estos casos también se debe realizar una valoración individualizada del tipo de viaje y de las características del viajero para tomar las medidas oportunas para minimizar los riesgos asociados al viaje”.

Embarazadas, niños y ancianos, bajo mayor riesgo

“Uno de los grupos de población más vulnerable es el de las embarazadas porque la profilaxis de la malaria puede suponer un reto y no todas la van a poder tomar. Igualmente, algunas vacunas pueden no ser del todo recomendables. En caso de sufrir una enfermedad infecciosa, como el zika o la malaria, la salud del feto puede correr peligro, así como la de la propia embarazada”, señala nuestra especialista.

También tienen un mayor riesgo los niños, las personas mayores y las inmunodeprimidas (infección por VIH, enfermedades tumorales, tratamientos farmacológicos con inmunosupresores).

 

 

Contenido validado por la Dra. Sari Arponen, facultativa del Servicio de Medicina Interna del Hospital Universitario de Torrejón



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Vida saludable

  • No hay eventos próximos en esta especialidad