El portal de salud que resuelve tus dudas

Los tapones de cera protegen al oído frente a agentes externos

La cera de los oídos se fabrica en la piel que recubre el conducto auditivo externo y su nombre técnico es cerumen. “Se forma a partir de una mezcla de secreciones viscosas de las glándulas sebáceas y de las glándulas sudoríparas, así como células epiteliales muertas y queratinocitos”, detalla la Dra. Leticia Acle, especialista del Servicio de Otorrinolaringología de nuestro Hospital.  

Función de los tapones de cera

Pero los tapones de cera tienen su función. Participan en la limpieza y lubricación del oído. Además, proporcionan una protección contra algunas bacterias, hongos e insectos. Normalmente el movimiento de la mandíbula ayuda en la expulsión del cerumen de forma natural hacia el exterior del conducto. 

Exceso de cera

Cuando se produce en exceso o se impacta contra el tímpano puede formar un tapón produciendo molestias, mareo o sensación de taponamiento. Esto puede traducirse en una pérdida de audición si ocluye el conducto completamente. 

Si sucede esto no hay que preocuparse, porque el cerumen puede extraerse mediante el lavado del oído al ducharse. “En caso de ser abundante debemos recurrir al uso de cerumenolíticos. Estos se adquieren en la farmacia para ayudar a que se reblandezcan. Si ocluye completamente el oído provocando pérdida auditiva o mareo, es recomendable acudir al médico de cabecera para su extracción”, precisa nuestra otorrinolaringóloga. Añade que “si el paciente no ha sido intervenido en el último año del oído, no padece perforación timpánica o no tiene una infección activa del oído, el tapón de cerumen podrá extraerse mediante una jeringa de agua en su Centro de Salud. No obstante, es recomendable utilizar algún cerumenolítico, aceite de oliva o agua oxigenada, dos o tres veces al día los cinco días previos a la extracción en su Centro de Salud”. 

cerumen

Eliminar los tapones de cera

Para quitar los tapones se emplea una jeringa de agua templada de forma que tras la irrigación, el tapón se expulsa sin dificultad y de forma indolora. El médico puede derivar al Otorrinolaringólogo en distintos caso. Que el paciente haya sido intervenido del oído en el último año, tenga una perforación en el tímpano o  una infección activa en el oído. El especialista será el encargado de la extracción del mismo con otros métodos, como es con aspiración o cureta en función de la consistencia o tamaño del mismo. 

Uso de bastoncillos

Una acción que está muy extendida y no es nada recomendable es la utilización de bastoncillos. Según explica la Dra. Leticia Acle, “no están recomendados para la limpieza del oído, ya que suele empujar el cerumen hacia su interior. Esto hace que impacte aún más contra el tímpano, lo que produce dolor y, en muchos casos, perforación timpánica. Esto puede acarrear pérdida auditiva o vértigo intenso. Tampoco están indicadas las velas del oído para calentar el aire y realizar vacío en el conducto. Pueden derretir la cera y quemar la superficie de la piel o tímpano” 

Para hacer frente a los tapones, la experta recomienda el uso de cerumenolíticos, aceite de oliva o lavados con agua oxigenada diluida en agua diariamente. Todo ello ayuda a prevenir la formación de cerumen en pacientes propensos a los tapones. 

 

 

Contenido validado por la Dra. Leticia Arce, médico especialista del Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario de Torrejón

 



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Otorrinolaringología

  • No hay eventos próximos en esta especialidad