El portal de salud que resuelve tus dudas

Trasplante de córnea, ¿ cuándo está indicado y cómo se realiza?

La  córnea es la porción anterior del globo ocular. Un disco de tejido trasparente y sin vasos. Actúa como una potente lente junto con el cristalino, logrando que las imágenes se concentren en la retina, en la parte posterior del globo. La córnea tiene 5 capas, siendo la intermedia o estroma, y la interna (endotelio), las más relevantes para la visión.

¿ En qué consiste el trasplante de córnea?

El trasplante de córnea consiste en sustituir la parte del tejido enferma por otra sana procedente de un donante. “Habitualmente indicamos el trasplante de córnea cuando existe una disminución de la visión relevante para las actividades del paciente. No es lo mismo las necesidades visuales de una persona joven, en edad laboral, que las de un jubilado”. Apunta la Dra. Paz Rodríguez Ausín, jefe de Servicio de Oftalmología de nuestro Hospital.

Casos en los que se realiza el trasplante de córnea.

  • En personas jóvenes, en caso de cicatrices o leucomas corneales por traumatismos  graves, y queratocono. Es una deformidad progresiva de la córnea con adelgazamiento y deformidad.
  • En edades avanzadas, en caso de edema corneal, que puede aparecer espontáneamente o tras una cirugía, como la de catarata.
  • A cualquier edad, en caso de queratitis por el virus Herpes, que puede dañar la córnea produciendo opacidades y disminución de la visión.

trasplante cornea

Pasos del trasplante de córnea.

El procedimiento de trasplante de córnea se denomina queratoplastia. “Hasta hace 20 años, siempre hacíamos la técnica penetrante. Se recambiaba todo el espesor de la córnea, pero actualmente se han impuesto técnicas parciales, denominadas lamelares  o laminares. En ellas  solo se recambia la capa enferma, pudiendo conservar las estructuras sanas”. Explica nuestra especialista.

Tipos de queratoplastia.

Queratoplastia lamelar anterior profunda (DALK): en pacientes con queratocono se mantiene la capa interna o endotelio. Esta es la más importante de la córnea, pues se encarga de mantenerla transparente como un cristal. Esto hace que el globo ocular sea más fuerte si sufre un traumatismo una vez operado y disminuye la posibilidad de rechazo.

Queratoplastia lamelar endotelial (DSAEK o DMEK): son técnicas de trasplante endotelial que se realizan en personas con edema, que tienen la enfermedad en el endotelio. En las que se sustituye solo esa capa.

“En el Hospital de Torrejón realizamos todas las técnicas de queratoplastia lamelar y penetrante. Las técnicas endoteliales requieren una incisión muy pequeña por la que se extrae la lámina enferma y se implanta la donante, mediante plegado de la misma. Por el contrario, en el caso de la técnica lamelar anterior o penetrante, la herida es extensa, de forma circular, y precisa de al menos 16 puntos. Habitualmente realizamos la cirugía bajo anestesia general y sin ingreso. El paciente puede regresar a su casa y venir al día siguiente a revisión. El tratamiento postoperatorio es sencillo, a base de gotas antiinflamatorias y antibióticas, y comprimidos de corticoides durante un corto periodo de tiempo (de 7 a 10 días)”. Señala la Dra. Rodríguez Ausín.

 

 ¿Cuáles son los resultados?

La gran mayoría de los pacientes consiguen mejorar su visión. “Pero es importante saber si existen otras estructuras del ojo alteradas, como la retina o el cristalino. Por ejemplo, si el paciente tiene la retina afectada por diabetes o degeneración macular, no puede recuperar la misma visión que un paciente de 30 años con queratocono”.

La recuperación de la visión también dependerá del tipo de trasplante. En el caso del trasplante endotelial, en el que la incisión es pequeña y solo hay 2 puntos, se suele recuperar la visión al mes de la intervención. Si es lamelar anterior o penetrante, la retirada de puntos se retrasa varios meses. Pero normalmente la visión mejora incluso con las suturas y se pueden indicar gafas correctoras en unos 3 meses.

Preparación y cuidados antes y después de la intervención.

“Normalmente no es necesaria una preparación especial, salvo la indicación de anestesia en ayunas. Los únicos pacientes que deben hacer tratamiento previo son los que sufren queratitis herpética con profilaxis antivírica oral y los que utilizan anticoagulantes, como Sintrom. Ya que existe riesgo de hemorragia intraoperatoria”, explica nuestra oftalmóloga.

Tras la intervención es necesario mantener reposo. Permanecer boca arriba 24-48 horas en el caso de trasplante endotelial y evitar los esfuerzos físicos durante los 3 meses siguientes a la cirugía. Las aplicaciones de colirios se van reduciendo conforme pasan las semanas. Las revisiones suelen ser semanales durante el primer mes. Mensuales o bimestrales durante el primer año.

 Riesgo de rechazo y traumatismos

“El rechazo en el trasplante de córnea siempre es posible, pero no es un tema que deba preocupar al paciente, porque el riesgo es muy bajo. La córnea no tiene vasos sanguíneos y eso dificulta la llegada de células del huésped que reaccionen contra el tejido extraño. Por ello, no es necesario disponer de un donante compatible con el paciente, como sí ocurre en otros trasplantes. El rechazo se previene con tratamiento tópico con colirios de cortisona, una gota al día, prácticamente de por vida”, apunta la Dra. Rodríguez Ausín.

Durante el postoperatorio también hay que tener precaución con los traumatismos accidentales que puedan abrir la herida. Para prevenirlos hay que emplear gafas protectoras en actividades de riesgo, como la jardinería, y gafas de sol para evitar la entrada de cuerpos extraños.

 

Texto validado por la Dra. Rodríguez Ausín, jefe de servicio de oftalmolgía del Hospital Universitario de Torrejón.



¿Quieres saber más sobre este tema?

Déjanos tus datos y te mandamos información.

   

AGENDA | Próximos eventos de Salud Ocular

  • No hay eventos próximos en esta especialidad